domingo, 27 de julio de 2008

Filipenses 1:1-11

Filipenses 1

1 Pablo y Timoteo, servidores (siervos, esclavos de nacimiento) de Jesucristo (el Salvador Ungido), saludan a todos los santos (creyentes) en Jesucristo, que se encuentran en la ciudad de Filipos, así como también a los obispos (supervisores, los que presiden la iglesia) y a los diáconos (asistentes, ministros).

2 Reciban gracia (el favor y la buena voluntad) y paz1 (bienestar espiritual y material) de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo (el Salvador Ungido.

3 Siempre le doy gracias a mi Dios, al recordarme de ustedes;

4 en cada una mis oraciones por todos ustedes, orando siempre con gozo (alegría),

5 por su participación (sus contribuciones y su cooperación) en la difusión del Evangelio (las buenas nuevas) desde el primer día [que lo escucharon] hasta hoy,

6 Estoy completa y firmemente convencido (persuadido) de que Él que comenzó en ustedes la buena obra la irá completando (perfeccionando) hasta [concluirla] el Día de [la venida de] Jesucristo (el Salvador Ungido).

7 Y [por este motivo] es justo y correcto que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, cuando estoy prisionero, o cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan y comparten [con sus contribuciones y su cooperación] de la gracia (el favor y la buena voluntad de Dios) que he recibido.

8 Dios es mi testigo de que los anhelo intensamente a todos ustedes con el amor entrañable [que sale del corazón] de Cristo Jesús.

9 Y en mi oración pido que su amor [, el amor ágape de Dios que está en ustedes,] sobreabunde más y más en el [pleno] conocimiento (entendimiento, reconocimiento) y en la plena comprensión (discernimiento, juicio)2,

10 para que escojan (aprueben, disciernan) lo mejor [es decir, para que después de examinar los puntos más delicados de la conducta cristiana puedan reconocer su verdadero valor y así aprobarlos], para que sean puros (probados como genuinos, sinceros y limpios) e irreprensibles (intachables, que no sean una piedra de tropiezo) para el Día de [la venida de] Cristo (el Ungido);

11 llenos del fruto de justicia [que nos permite estar en nuestra posición correcta delante de Dios y] que se produce por medio de Jesucristo (el Salvador Ungido), para gloria y alabanza de Dios.


Compre el Libro

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas veces me pregunto, ¿porque se vende la palabra de Dios en libros de autoria muestra sinedo que la autoria es de Dios o de quien escribio la Biblia y cada libro? Luego cuando dice la palabra ID por todo el mundo y predicad el evangelio; entiendo yo que es de manera gratuita. nico272008@yahoo.es

cristina garro dijo...

hola uste tiene rason la palabra de Dios dice que de gracia resibimos de gracia debemos dar y dar es lo mejor que nos puede pasar cristina garro ase el comengtario gold